Caminando como Jesús

Mateo 14:31 “Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo:!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?”

Hoy vamos a tocar el tema de liderazgo. El mejor líder de la historia fue nuestro señor Jesucristo, él demostró a través de su vida muchas características de como llegar a ser un buen líder. Vamos a leer Mateo 14:22-33

  1. EL PROPÓSITO DE JESÚS
  • Cristo vino a la tierra según Juan 10:10 a salvar lo que se había perdido. Pero el Señor sabía que el mensaje que estaba dando en Israel debía ser anunciado en todo el mundo, es por eso que formó durante 3 años de su ministerio terrenal a 12 hombres principalmente para que completaran la predicación del evangelio en todo el mundo.
  • Todo lo que Jesús hacía tenía un propósito, ninguna acción de Jesús era de relleno. El principal propósito de las acciones y palabras de Jesús era enseñarnos a ser hombres del evangelio.
  1. CUIDABA A SUS DISCÍPULOS DEL ORGULLO (22-23)
  • Esta historia es precedida por una manifestación gloriosa del poder de Jesucristo: la alimentación de los 5 000. Las Escrituras dicen que inmediatamente hubo terminado este acto poderoso, Jesús no les dio tiempo de celebrar, quizás nosotros si hubiéramos participado de ese milagro hubiéramos deseado hacer una celebración y de pronto un poco de reconocimiento, sin embargo Jesús los envía inmediatamente a otro lugar, los sube a la barca y los manda al otro lado.
  • Bueno, hoy en día, los servicios en las iglesias son producidos de manera artística y de manera donde la excelencia es la norma, los eventos y congresos cristianos tienen que tener la mejor iluminación, el mejor escenario, el mejor sonido y eso no está mal, sin embargo cuando se apagan las luces, se va la multitud, se calla la música y el silencio invade nuestras vidas ¿qué nos queda?
  • Nos queda nuestra vida sin la exposición de nuestros dones. No somos lo que hacemos en la tarima somos lo que hacemos en la intimidadNo son nuestros dones y talentos, es nuestro carácter rendido a Dios lo que nos mantendrá de pie.
  1. ESTABA SIEMPRE CERCA DE SUS DISCÍPULOS (24-27)
  • No sabemos que oraba el Señor cuando se quedó solo, pero nos da el ejemplo que el líder es un hombre que intercede. El discípulo solo ora por él y sus necesidades, sin embargo el líder ora por él, por sus necesidades y por sus discípulos y sus necesidades. El Señor cuando oraba intercedía por sus discípulos (Lucas 22:31-32; Juan 17:1-26)
  • El Señor sabía de las circunstancias de sus discípulos. Él siempre estaba vigilante de ellos, según el libro de Marcos 6:47-48 TLA dice “Cuando llegó la noche, la barca ya estaba en medio del lago, pero Jesús aún permanecía en tierra.Desde allí pudo ver que los discípulos remaban con mucha dificultad, pues navegaban contra el viento…”.
  • Vamos un poco a mirar a los discípulos, el Señor se acerca a ellos de manera sobrenatural: caminando sobre las aguas. ¿cuál fue la reacción de los discípulos? Tuvieron temor y es por eso que no le reconocieron. El temor es un arma que el enemigo utiliza para paralizarnos. Sin embargo, al contrario de los discípulos nuestro Señor andaba sobre las aguas de manera sobrenatural. ¿Cuántos quieren caminar sobre las aguas? Desecha el temor de tu vida. El temor te impedirá ver lo sobrenatural en ti.
  • La voz de Jesús siempre confrontaba el temor y el desánimo. Jesús como hombre, nunca fue negativo, ni se dejaba intimidar por las circunstancias. Los discípulos necesitan escuchar una voz de ánimo y de aliento cuando estén en medio de las tormentas de la vida. ¿Qué tipo de voz es la que tengo? ¿Qué palabras son las que dejo salir de mi boca? ¿Serán palabras de desánimo o de ánimo?
  • Pero la principal voz que debemos enseñar y aprender a oír no es la voz de tu líder, sino la voz de Dios en primer lugar, no buscamos que el discípulo dependa del líder (líderdependencia), sino que el discípulo aprenda a depender de Dios.
  1. JESÚS ENSEÑÓ A CAMINAR POR FE (28-30)
  • Ahora veamos a Pedro: sabemos que era un gran tipo, era el de los más leales y los más expresivos discípulos de Jesús. Fue el único que se atrevió a pedir vivir algo sobrenatural y aunque su Fe aún no estaba madura, esa poca Fe que ese momento tenía le llevó a querer caminar sobre las aguas.
  • Pedro no espero tener una super Fe para caminar con Jesús. Los once, no quisieron dejar la barca, no se atrevieron a caminar como Jesús, pero Pedro, aún en toda su Fe inestable se atrevió y pudo experimentar algo sobrenatural.
  • El entusiasmo, muchas veces se disfraza de Fe, podemos iniciar algo con mucha alegría y ganas pero en el camino nos damos cuenta que caminar como Jesús no es cosa de una hora, un día, un mes o un año, caminar como Jesús es cosa de toda una vida.
  • ¿Qué hacer cuando sentimos que la Fe nos falta? Debemos clamar por auxilio a Dios en primer lugar. Los líderes son gran ayuda, creo que Dios los puede usar, pero tu clamor en primer lugar debe estar dirigido al Señor antes que al hombre.
  1. JESÚS ENSEÑABA Y RESTAURABA SIN CONDENAR (31-33)
  • Se imaginan a Jesús subiendo al barco y diciendo a los 12: “bueno esto era para probar si eran dignos de ser mis discípulos y bueno se jalaron, pues ahora mismo se me bajan de la barca”. Una de las características de Jesús como líder fue su misericordia y ver en ellos el futuro y no el presente.
  • Jesús no desechó a ninguno de los 12, algunos eran violentos a vista de cualquiera no calificaban, incluso mantuvo a Judas hasta el final aun conociendo el desenlace a través de su traición.
  • La Fe era el objetivo de la enseñanza del Señor esa madrugada en el mar. Ahora nos tocó contemplar la escena desde nuestra cómoda butaca como si fuera una película, pero la misma enseñanza es para nosotros, y la misma pregunta de Jesús es para nosotros: ¿Por qué dudaste?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *